Colección 2019

La colección remite a un reciente viaje a Japón, y en especial a la isla Naoshima para conocer la obra del arquitecto Tadao Ando en la que esta propuesta se inspira. La pureza de líneas y desnudez del material la caracterizan a la vez que la revelan. 
 

Las texturas son igualmente francas y despojadas, como razimir, gasa y seda, jugando entre lo estructural y lo generosamente fluido y envolvente. Sutilezas tecnológicas hacen que la capacidad expresiva del textil se exalte. Juegos ópticos con cortes láser, plisados ingeniosos y una moldería precisa, registran nuevas siluetas. Para eso, la paleta de colores se restringe; se basta con el blanco y nude, redefinidos con toques de negro . Es así que lo estricto se halla  con lo brevemente cándido y la colección encuentra un sesgo sensual en  lo inteligente para volverse sutilmente chic, joven y despojada.

Miércoles 5 de setiembre  2018 - 19.30h

Palacio San Miguel.

Suipacha 84 , Buenos Aires